Hemos sido uno de los primeros estudios de la ciudad en integrar veloz y eficazmente los nuevos instrumentos legales y estándares de buenas prácticas medioambientales y cívicas en su ejercicio diario.

Estamos profundamente convencidos de que simples cambios en la práctica cotidiana contribuyen grandemente a proteger nuestro medio ambiente. Por ello, nuestro plan anual de comunicación interna incluye la sensibilización sobre el tema y hemos implementado varias acciones destinadas a reducir nuestro consumo energético y reducir el desperdicio, entre estas:

  • Impresión de documentos por ambas caras y con menor carga de tóner.
  • Reciclado de papel y plásticos
  • Instalación de luces ahorradoras.